12 ene. 2015

LA ETERNA LUCHA DEL "GISERO"

Abro un pequeño paréntesis en la tónica habitual que seguimos en el blog de analizar cosas que ocurren a nuestro alrededor (con más o menos atino) para filosofar un ratito antes de dedicarnos a cosas más divertidas.

Ya sé que seguramente más de uno y más de dos me dirán que estoy desfasado, pero dada la experiencia reciente que estoy viviendo en eso que llaman “Máster GIS” en ESRI, me veo poco menos que en la obligación de abrir un debate  acerca del mundillo este de los Sistemas de Información geográfica. La cuestión es bastante simple de plantear pero, a la vez, bastante difícil de resolver. Un técnico GIS ¿ha de ser un usuario de herramientas de análisis o un programador de herramientas de análisis? Como soy don “erre que erre” con esta historia, voy a exponer de la forma más simple que sea capaz lo que pienso de este tema.

De un tiempo a esta parte se va imponiendo en el mercado un tipo de profesional al que llaman “analista GIS”. Seguramente cualquiera que haga una búsqueda más o menos simple en cualquier portal de empleo se dará cuenta de que es un perfil bastante reclamado, sin embargo creo que la denominación es bastante torticera. Detrás de ese nombre se esconde lo que debería llamarse “programador en entornos GIS”, que parece que es lo que hoy día está de moda. Parece que se han olvidado de los que nos dedicamos, con mayor o menor fortuna, al análisis de datos georreferenciados a través de estas herramientas (por tanto analistas), cuyo potencial es tan grande y abarca tantos campos que difícilmente se encontrará a alguien que sea capaz de sacarle todo el potencial que tienen.

Esto lo planteo porque soy alumno de un máster en el que, en esencia, se nos ha estado contando, muy por encima (para mi gusto), el funcionamiento de las herramientas de un software (todo el mundo tiene en mente cual) y finalmente parece que lo importante es programar. Pero ¿programar qué? No hablo de aplicaciones complejas, de nuevos algoritmos que desarrollen nuevas herramientas, sino la implementación de herramientas de visualización de datos con algún tipo de funcionalidad de consulta (espacial o directa a base de datos), que acaban siendo más una presentación meramente visual que otra cosa. Queda en un quinto plano el análisis de esos datos, parece que es más una cuestión de vender que de darle el uso real que, bajo mi punto de vista, tienen los GIS (o SIG… ya siento la “anglofonización”… pero es lo que hay).

He de recordar que estas herramientas se aplican a campos extremadamente diversos y que carecen de sentido si no se potencia la “vis” analítica. Usted puede programar lo que quiera, pero si sólo le da una salida visual, los datos se pierden en el abismo de la nada, y eso es a lo que se dirige el asunto. Geógrafos, geólogos, biólogos, ambientalistas, arquitectos, topógrafos, cartógrafos, ingenieros civiles o de caminos (o llámeseles como se les quiera llamar)… profesiones muy diversas que utilizan estos sistemas para analizar sus datos, pautas espaciales, morfologías, geometrías, etc… quedamos relegados a un segundo plano cuando nos especializamos en sacarle provecho a estas herramientas. Si un GIS es un sistema de gestión de bases de datos georreferenciadas que ayudan a la toma de decisiones… ¿dónde encaja aquí el perfil del programador?, supongo que en el desarrollo del sistema, pero no creo que encaje con la información que se gestiona en esos sistemas.

La programación me parece muy interesante, aunque yo me vea incapaz de acometerla, seguramente porque nunca tuve formación para ello, y la verdad es que tampoco la busqué, pero no niego su potencial y utilidad, pero creo que lo que se está haciendo es confundir un poco a la gente y, de paso, propiciar lo que yo llamo “intrusismo profesional”, quiero decir, yo no soy programador, aunque sea interesante que me familiarice con ciertas cuestiones que me faciliten la comunicación con un profesional de la programación y que juntos podamos acometer un determinado proyecto, no es mi labor el desarrollar aplicaciones, sino proporcionar contenido a esas aplicaciones, y esto se hace mediante el análisis y comprensión de los datos. 

Supongo que un programador en paro no estará a gusto con que alguien que ha aprendido cuatro comandos mal aprendidos se dedique a hacer su trabajo, como no lo estoy yo viendo cómo se pretende tener a programadores que hagan mi trabajo, porque no están formados para ello.

En un mundo en el que se busca la especialización constante, intentar mezclar las cosas con el fin de generalizar labores (y ya puestos, ahorrarse costos laborales) me parece cuanto menos un desatino, poco productivo y que deja el resultado del trabajo en algo muy liviano, dando la falsa sensación de que todos sabemos hacer de todo, cuando podría sacarse más rendimiento si cada uno se dedica a lo que sabe y deja a otros que hagan lo que saben. De paso, así, todos aprendemos un poco de lo que hace el de al lado, que no es nada malo, en absoluto.

Perdón por el discurso, es que estoy un poco harto que me quieran hacer mirar el continente y no el contenido.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Dani,

Yo también creo que en muchas ocasiones no se establece una separación clara entre analista SIG y tecnólogo SIG.

En el campo de la gestión geográfica creo que hay que considerar, grosso modo, cuatro grandes grupos de profesionales, a saber: los productores de información geográfica básica, los creadores de herramientas, los analistas y los cartógrafos o productores de mapas.

Cada uno de estos profesionales requiere poseer unas habilidades y conocimientos muy especializados, si bien esto no impide que en algunas ocasiones existan pequeños espacios comunes.

La relación de fuerzas natural entre estos grupos profesionales se ha desequilibrado recientemente, ya que la posibilidad de programar rutinas dentro de las aplicaciones SIG, y especialmente la popularización de herramientas de consulta geográfica para Internet y para entornos móviles, ha desatado inevitablemente una gran demanda de desarrolladores geomáticos.

Esto, bajo mi punto de vista ha creado cierta confusión en el papel que deben jugar los distintos profesionales que he referido anteriormente, confusión que se ve acrecentada por una oferta de formación muchas veces confusa y en consecuencia, poco profunda. Mucho de todo y poco de nada.

Por otra parte hoy en día, quizás motivado por la pretensión de las empresas de resolver muchas necesidades con poco personal, se ha extendido la idea del profesional sabelotodo, pero en un área tan extensa y a la vez tan especializada como es la información geográfica, es difícil creer que un progamador informático que desarrolla una aplicación geográfica en python o javascript, tenga que tener por este hecho, conocimientos geodésicos, capacidades de análisis territorial o un absoluto dominio de la semiótica geográfica.

Del mismo modo, no se le puede, ni se le debe exigir al profesional del análisis o de la representación geografica conocimientos de programación.

¡Zapatero a tus zapatos!, es el viejo adagio que supongo no han entendido o no han querido entender muchas empresas, instituciones y consecuentemente los ofertantes de conocimiento, consiguiendo así en algunos casos que "mucho sea menos".

Gonzalo López
@gonzalo_lpgc

Dani Maté dijo...

Muchas gracias por tu comentario Gonzalo, que en si mismo es un post. No puedo estar más de acuerdo contigo.

Saludos.

volaya dijo...

En mi opinion, sí se le debe pedir a un analista que sepa programación, por dos razones:

1) Ningún software SIG trae todas las herramientas de análisis que uno necesita. Es muy común tener que implementar las propias o al menos modificar alguna existente. PAra eso los SGI modernos traen buenas capacidades de extender sus funcionalidades de análisis mediante programación. El analista que no sabe un mínimo en este sentido, tiene a su alcance menos algoritmos de análisis, y está limitado a los que traiga el programa.

2) El análisis requiere muchas veces automatización. El programador puro sin conocimientos de análisis espacial no va a saber resolver un problema de análisis, pero un analista sin programación va a tener un rendimiento pobre o, en algunos casos, incluso va a ser incapaz de llevarlo a cabo. Con unos conocimientos básicos se pueden automatizar tareas o, llegando más lejos, implementar simulaciones, comparar resultados con diversos parámetros de entrada o hacer muchas cosas que sin programación son imposibles y que hacen que el resultado del análisis sea mejor.

Hoy en día, nos guste o no, un analista de lo que sea (no solo en SIG), que no sabe programar y usa simplemente la funcionalidad de análisis del programa, es como un analista al que le falta una base de matemáticas fundamentales. No hay que saber lo que sabe un matemático y hacer teorías abstractas, pero hay que desenvolverse con soltura en las operaciones básicas. Programar es, hoy día, una operación básica en cualquier software moderno, si se quiere utilizar este de forma competente.

Dani Maté dijo...

Hola Volaya.

En primer lugar te agradezco tu aportación y tu opinión. Sin embargo, aunque estoy de acuerdo contigo en la parte que concierne a la mejora en el rendimiento profesional a través del aprovechamiento de todas las capacidades que un software nos puede dar, ya sea a través de la utilización del python, model builder (o en su versión open "modelador gráfico" en Qgis, p.e.) o SQL, que no solo se usa en entornos GIS, obviamente, para las consultas contra una base de datos, creo que cuando se trata de involucrar a un analista GIS en el desarrollo de aplicaciones de forma directa, es decir, mediante la implementación de código, ya sean visores en internet o cualquier otro tipo de aplicación móvil o de escritorio, es cuando se confunden los términos y se olvida la parte del análisis de los datos.

Desde luego cuantas más capacidades tengamos para que nuestro trabajo sea más efectivo mejor, pero no implica que invadamos o nos invadan en nuestras funciones respectivas (tanto a programadores como a los que no lo somos), eso es lo que intento expresar. La prueba generalmente la tienes en los portales de empleo, prueba a hacer una búsqueda tan simple a través del acrónimo "GIS" y dime cuantas veces ves que aparezca una oferta para alguien que analice los datos y no programe sobre el entorno.

De nuevo reitero mi agradecimiento a tu aportación. Saludos.

Diego dijo...

Genial Dani, no puedo estar más de acuerdo. He tenido la sensación de impotencia que da ver ofertas del tipo "informático con conocimientos de Geología" (verídico). Aún así, es cierto que esta situación me ha llevado, como a muchos, a forzarme a aprender cosas nuevas, lo cual siempre es de agradecer.

Anónimo dijo...

Buenas,

En mi corta experiencia laboral, si se me permite opinar, estoy totalmente de acuerdo con lo que comenta Victor Olaya. Y es que hay que entender que igual que haces diferenciación en los ámbitos de trabajo del analista GIS, tienes que diferenciar a los niveles que corresponde la palabra "programador", ya que no es lo mismo defenderte con Python que programar para Java, o no es lo mismo desarrollar un visualizador web sencillo que todo un geoportal.

Con esto quiero decir, que desde mi punto de vista, la programación es el idioma de los GIS, al igual que el ingles lo es en el lenguaje, puedes vivir sin ello pero te va a limitar mucho.

No estoy hablando que sea necesario saber desarrollar una aplicación entera, pero es que muchas veces hablamos que lo que necesitamos son 10 líneas de código que nos ahorrarían cientos de horas de trabajo, y por las cuales no podemos permitirnos contratar a un programador especializado. Además, es tener la capacidad de entender mejor cómo funcionan las herramientas, o cómo hacer funcionar alguna herramienta programada que nos envíen, tener los conocimientos justos para entenderla.

Otra cosa también es que me pareció que en el Master de GIS que cursan le dan demasiada importancia a la visualización, pero cuando hablamos de programación la mayor parte de veces no nos referimos a eso (al menos yo), sino a la parte de automatizar procesos o crear herramientas que necesitamos, y no conformarnos con las que nos dan.

Otra cosa es que en las ofertas de trabajo pidan milagros, eso sí que ya es otro tema..

Un placer pasarme por aquí, no conocía tu blog así que felicidades.

Un saludo,
Óscar Martínez

Dani Maté dijo...

De acuerdo en el planteamiento Óscar, no eludo la cuestión de mejorar en lo que a la eficiencia del trabajo se refiere y si hay que preparar scripts para mejorar la eficiencia del proceso, hay que hacerlo, en esto no hay discusión, pero si en lo que los "líderes del mercado GIS" venden y a lo que encaminan su estrategia de negocio, que no es que no sea interesante, pero no es lo sustancial.

Sin embargo ellos crean tendencia y por tanto pervierten la profesión o al menos una parte de ella, que es la que compra habitualmente el empresariado, porque es algo efectista y queda "muy bonito". Luego te dicen aquello de ... "si esto se hace apretando un botón"... Cosa que he sufrido en carne propia, ante cuya afirmación solo te queda desplegar tooooodo el árbol de herramientas y decirles que aprieten ellos el botón. Para llegar a esos botones yo diría que hace falta un conocimiento y entender los resultados que ello comporta. Aprender cosas nuevas que mejoren mi rendimiento en el trabajo... por supuesto, siempre y continuamente, si no, estás muerto.

Gracias por la aportación.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Hablé de esto hace poco no recuerdo con quien (fue una de las razones por la que no ingresé en el Master GIS) pero parecía que los esfuerzos es como tu dices, iban dirigidos a la visualización, y las herramientas de geoprocesos que se estaban dando ya por suficientes.

Resumiendo, programar lo veo necesario aprender a entenderlo (lo mismo te diría del ingles), lo que veo una insensatez y creo que es tu punto de vista principal del post, es pedir a un topógrafo (como es mi caso) que desarrolle un geoportal web completo como si fuera parte de su trabajo.

Nos metemos lo justo en programación, y los programadores que se metan lo justo en lo nuestro, pero hay que conocer un poco de todo para ir por el buen camino.

Dani Maté dijo...

Ahí le has dao.

Pablo Pardo dijo...

Yo he trabajado codo con codo con un informáticos en un proyecto, y me han llegado a preguntar "qué es un perfil transversal". Entonces me parecía coherente, los informáticos se desenvolvían al dedillo por la plataforma que estábamos haciendo (java) y se sabían las relaciones de las tablas casi de memoria, mientras que los geógrafos nos dedicabamos a temas como la creación, modificación o análisis de los datos. Vamos, lo normal.
Ahora que estoy más metido en el mundo de la programación, me parece imprescindible que una persona que trabaja con datos sepa programar.
Ya sea para obtener datos mediante scripts, para actualizarlos, para realizar consultas contra una base de datos, etc. saber programar te va a ahorrar horas de trabajo, o incluso te va a obligar a conocer algún lenguaje.
Es cierto lo que se comenta arriba que muchas empresas buscan programadores con conocimientos de GIS antes que analistas GIS, cuando realmente es lo que necesitan, pero yo creo que eso dependerá de la empresa, y una empresa seria, que sepa lo que necesita, sabrá diferenciar lo que tiene que hacer cada perfil. Otra cosa es que prefiera "ahorrarse" el dinero contratándo sólo a uno.
Ahora bien, por otro lado (igual me equivoco) pero creo que cada vez se demanda más el perfil del programador para la empresa privada, quedando el de analista relegado sólo a la investigación.
Igual me equivoco (ojalá, por lo que me toca)

Saludos y enhorabuena por el blog, me lo apunto! :)

El jefe previo.Sr.Cabanes dijo...

Hola Dani,

Mi punto de vista está bastante cercano al de Volaya, pero incluiría algunas cosas que creo que también son importantes.

Personalmente considero que a día de hoy no se puede entender el GIS como un ente aparte y separado de los sistemas de información clásicos como parece que ha sido la tónica en los últimos años.
Hoy en día el GIS se utiliza como herramienta dentro de multitud de entornos, tanto empresariales como públicos, aportando todas las bondades que nos brinda esta tecnología.

Es por eso por lo que el experto en geomática deba de hablar el mismo lenguaje que se habla en estos entornos. Es necesario no solo que sepa programar, si no que entienda de entornos, servidores, arquitecturas, etc... Obviamente todo esto no se aprende de un día para otro, pero el perfil informático tampoco aprende el concepto de geomática con facilidad.

Pero bueno, esta es simplemente mi humilde opinión.

Saludos,

Carlos Cabanes

Dani Maté dijo...

Gracias Carlos por participar en el debate.

Yo humildemente pienso que está muy bien estar familiarizado con la arquitectura de los softwares y demás sistemas y, por supuesto, con determinados lenguajes de programación en unos mínimos, pero sigo pensando que se pone demasiado énfasis en la herramienta y no en el fin de la herramienta.

Hay muchos técnicos (entre los que me incluyo) que utilizan esto para aplicarlo a otros fines, estudios urbanos, de movilidad, de medioambiente, etc... y sinceramente creo que se exagera la importancia de la herramienta. Y generalmente en este mundillo abunda el "do it yourself", aprender estas cosas está muy bien, pero no nos pasemos, es mi opinión.

Gracias por aportar tu opinión a este debate sin fin.

Anónimo dijo...

Hola,

Me parece mu interesante tanto el post como los comentarios de los compañeros. Este intrusismo ya lo sufrimos los topografos en las vacas gordas de la obra cuando cualquiera que cogiera un aparato era topografo.
Mi experiencia de aquellos tiempos es que la queja no vale para nada, al final es "oferta y demanda" y si el GIS es un campo donde hay trabajo la gente se va a ir a ese campo. He visto ofertas de trabajo en las piden de todo y piden un FP (si un FP sabe todo eso me he equivocado de lleno con mis estudios) y es que al final se piden que saques un resultado , sea el que sea.
Como alguien comentaba más arriba al final esto hace que vayas formándote, pero yo creo que en la mayoría de las ofertas de trabajo lo ideal es un Geógrafo/Cartógrafo/Montes/Urbanista..., que maneje GIS en la disciplina que corresponda y que tenga soltura con la programación que no al revés.

Por cierto, que público como Anónimo. Mi nombre es Antonio.

Anónimo dijo...

Hola,
Totalmente de acuerdo contigo y con la mayoría de los comentarios.
Incidir no tanto en la vía del posible intrusismo, que ya se ha comentado bastante, como en un tema que creo se está convirtiendo en un problema -y no pequeño- actual cuando hablamos de Sistemas de Información (como es el caso, pero que ocurre en otros muchos campos).
Me refiero a la importancia que le estamos dando a la programación, a la visualización, y a otros muchos aspectos, dejando totalmente de lado la APORTACIÓN DE CONTENIDOS, el VALOR de los datos que alimentan esos procesos, de su estudio, de su análisis y su diagnóstico, en definitiva la importancia de ¿QUÉ estamos programando y PARA QUÉ? y no tanto del hecho de la programación en sí.
Son muchos los mapas, planos, visualizaciones que vemos y que se publican que son muy atractivas ... pero muy falta de contenidos en el momento que te detienes a verlas con un poco más de detalle.
Debemos recuperar el valor de los datos, del tratamiento que hay que hacer de los mismos y del significado que tienen, según el campo en el que estemos trabajando.


Juan Marín dijo...

Hola Dani, enhorabuena por tu blog y por este post que es muy interesante.

Coincido en todo lo que has dicho. Creo que el mundo de los GIS a nivel de ofertas de trabajo se está desplazando más hacia el sentido de la programación. Vamos, que básicamente son ofertas más dirigidos a expertos programadores que a analistas GIS, ya sean geógrafos, geólogos, ambientalistas o ingenieros.

Por tanto, parece que finalmente se dedica mucho más tiempo y dinero a la programación y obtención de resultados que en el análisis y estudio de éstos, cuando debería estar algo más equilibrado. Creo que para que los GIS muestren todo su potencial es vital realizar un análisis exhaustivo de los resultados obtenidos y que nos ayuden, así, a tomar las adecuadas decisiones para la resolución de un problema. Creo que el dinero debería enfocarse un poco más a esto último y para ello creo que es necesario un trabajo multidisciplinar en el que estén implicados diferentes técnicos desde expertos programadores a analistas.

En cualquier caso, cuanto más conocimiento mejor y creo que está muy bien saber algo de programación y de los lenguajes implícitos en los GIS. Pero si creo que a nivel laboral deberían equilibrarse las oportunidades entre programadores y analistas. Ambos perfiles son absolutamente necesarios y es ciertamente complicado, o al menos llevaría mucho tiempo, ser experto en ambos.

Un saludo

Publicar un comentario