9 ene. 2016

El gran viaje del ajedrez y la Dama poderosa.

Misterio, estrategia, enigma, matemática… Son multitud de elementos los que encierra este juego, cautivador, educativo, que incita al desafío. No es un juego que, de primeras, resulte especialmente divertido pero, mirado con atención, es toda una ciencia y, por muy Gran Maestro que alguien sea, nunca se llega a conocer todos sus secretos, a pesar de dedicar toda la vida a su estudio. 

Porque dominar el noble arte del ajedrez no es cosa baladí, sino que es el resultado del esfuerzo y el estudio, la dedicación de horas y horas y horas delante de un tablero, estudiando las jugadas de los grandes ajedrecistas de la historia. Es cosa seria. Se requiere de concentración, conocimiento, paciencia y una buena dosis de capacidad en el cálculo predictivo para anticipar movimientos a partir de una jugada. El Ajedrez es también un juego convertido en batalla intelectual y psicológica, donde la intuición juega un papel fundamental.

No voy a engañar a nadie, me encanta el ajedrez, en tiempos colegiales asistí a clases, se nos enseñaban aperturas, defensas y algunas jugadas de los más variopintas y audaces. Llegué incluso a competir en algún campeonato, pero he de reconocer que era un verdadero paquete. Después simplemente lo dejé aparcado, supongo que como entretenimiento estaba bien, pero no tenía la motivación ni la capacidad de dedicarle el tiempo que requería para mejorar el nivel ni para cualquier otro fin.

Pero volvamos a la historia. Mucho se ha especulado acerca del origen de este peculiar juego, que si viene de la India, de China, que si los Persas, hay incluso quien dice que lo inventaron los griegos durante la guerra de Troya. A estas alturas la mayor parte de los estudiosos del juego y su historia coinciden básicamente en que su origen se sitúa en algún lugar del valle del Indo, en su tiempo frontera entre lo que hoy conocemos como la India y el antiguo imperio Persa y de cuya transmisión tiene mucha culpa la Ruta de la Seda y, sobre todo, los Árabes, que en su expansión sometieron a los Persas y en su posterior crecimiento por el Norte de África llegaron hasta la Península Ibérica, como otras tantas cosas que nos llegaron gracias a ellos.

La ruta de la Seda era la ruta comercial a través de la cual Europa y Asia estaban unidas y por la que se comerciaba, no solo con seda, sino, oro, plata, especias y otros bienes en ambas direcciones. De hecho, el nombre de la Ruta de la Seda no se le dio hasta el siglo XIX, cuando el geógrafo alemán Ferdinand Freiherr von Richthofen  lo introdujo en su obra "Viejas y nuevas aproximaciones a la Ruta de la Seda", en 1877. El nombre, obviamente, se lo otorgó en referencia a la Seda, la mercancía más valiosa que por ella circulaba.

Elaboración propia basada en el mapa de Juan Pérez Ventura, en 2013, para el blog http://elordenmundial.wordpress.com
Se dice que el origen de la Ruta de la Seda se puede datar allá por el año 139 a.C. El emisario chino Zhang Qian parte hacia el oeste en busca de aliados contra los Xiongnu. Una y otra vez, los jinetes de este poderoso pueblo estepario penetran en China desde el norte y el oeste y sólo pueden ser aplacados con generosos regalos: seda, joyas y princesas núbiles.

Dice David Shenk en su libro "La partida inmortal", muy recomendable, por cierto, que "el ajedrez y el Islam nacieron casi al mismo tiempo: el ajedrez a partir de un anhelo regional de comprender ideas nuevas y complejas; el Islam, a partir de una  desesperada necesidad de disciplina y de sentimiento de pertenencia a una comunidad"

Efectivamente, Mahoma, un próspero mercader, harto de la división y el egoísmo reinantes en su pueblo, irrumpió en la sociedad árabe como profeta transmisor de los valores divinos de unión  y transformación de su pueblo. El Islam es la unidad a través de la aceptación, reconocimiento y el sometimiento a Dios. Nació el Islam y en poco tiempo la Península Arábiga se convirtió en una gran potencia en la zona y los árabes comenzaron una rápida expansión que les llevó a expandirse por Siria, Persia y Egipto, para posteriormente expandirse por todo el Norte de África, desde donde llegó a Europa a través de la Península Ibérica.

Imperio Persa y Expansión Árabe
Es en su expansión hacia Persia cuando los árabes se encontraron con un juego llamado Chatrang (o Chaturanga). Cuenta una de las muchas historias acerca del origen del Chaturanga que el juego surgió debido a una polémica surgida tras una guerra de sucesión al trono entre dos hermanos. Para resolverla, un grupo de sabios decidió reproducir dicha batalla colocando, en un suelo de escaques de madera teca oscura y marfil blanco, estatuillas que representaban: dos grupos de infantes en fila, atrás del grupo de infantes se colocaron ordenadamente, el rey, su general, dos elefantes, dos carruajes y dos caballeros con sus respectivos equinos. A cada pieza se le atribuyó el papel que habían jugado en la batalla y lo representaron mediante movimientos sobre las casillas de esta forma: el general no se podía mantener alejado de su rey más de una casilla, el elefante se desplazaba tres casillas verticalmente, el caballero se desplazaba tres casillas diagonalmente y los soldados de infantería se desplazaban una casilla hacia adelante.

Otra teoría decía que inicialmente el juego se inventó para 4 contendientes, lo que vino a llamarse "Chatranji", pero parece que todos los historiadores acabaron poníendose de acuerdo de que esta variante surgió con posterioridad al Chaturanga o Chatrang.

Sea como fuere los árabes lo adoptaron y denominaron "Shatranj". A continuación se muestra un esquema del Shatranj recogido por David Shenk es su libro "La partida inmortal":



La Dama poderosa

Llegaron los árabes, pasó la Reconquista y el juego fue evolucionando con los tiempos, paso de llamarse Shatranj a denominarse en el árabe "hispano" Ash-Shatranj, que derivó finalmente, en castellano antiguo, en Acedrex y con las mutaciones sucesivas producto de la modernización de la lengua pasó a ser Axedreç. 

Ya en los siglos XV y XVI surgieron por toda Europa una serie de reinas de importante carisma y de gran poder: Leonor de Aragón, Isabel de Castilla, María Tudor, Isabel I de Inglaterra, Catalina de Médicis y María I, Reina de Escocia. Para entonces el juego ya era más dinámico, los movimientos de las piezas habían evolucionado: El alfil podía moverse de forma ilimitada en diagonal, el peón podía avanzar dos escaques en el primer movimiento y, finalmente, surgió la figura de la Reina, tal cual la conocemos ahora.

¿A quién debemos semejante pieza tan poderosa? En pleno reinado de Isabel, un grupo de eruditos valencianos, inspirados por el poder de la reina, sustituyen al antiguo ministro o Firzan del Shatranj por una Reina o Dama. Ésta poseía unos movimientos extremadamente poderosos, puesto que no tenía limitación en cuanto a escaques de avance, fuera cual fuera el tipo de movimiento, diagonal, vertical u horizontal en el damero, revolucionando para siempre el juego. Francesch Vicent, el judío converso de Segorbe que escribe el primer tratado del ajedrez moderno, ''Libre de Jochs Partitis dels Scachs'', editado en Valencia en 1495 y hoy desaparecido, acabó buscando refugio en Italia perseguido por la Inquisición. Los Borgia lo acogieron, convirtiéndole en su maestro de ajedrez, u juego cada vez más valorado en las cortes europeas. 

Hay un largometraje documental muy interesante en el que se cuenta, sobre una base de investigación importante, el surgimiento de esta pieza tan poderosa y la expansión del ajedrez moderno. El título "La Dama del Ajedrez", de Agustí Mezquida, en 2012. 


Hace unos meses el diario catalán ARA la distribuyó como suplemento en catalán. Sobre finales de Septiembre de 2015 puede contactar con el director para tratar de saber si se iba a distribuir en dvd  u otros formatos y en principio me contó que en principio sobre octubre o noviembre saldría a la venta en los puntos habituales en castellano y otros idiomas, pero no me pudo concretar la fecha. A fecha de hoy no he sido capaz de encontrar este largometraje, así que si alguien lo consigue, agradeceré enormemente que me proporcione la información.

1 comentarios:

Jorge Daries dijo...

Fantástico post. Gracias por ilustrarnos.

Publicar un comentario