27 mar. 2014

CARTOGRAFÍAS.... ¿DE LOCOS O PARA LOCOS?

Hace unos días recibí desde la página del Colegio de Geógrafos en Facebook un aviso de noticia que rezaba “Crimea trae de cabeza a los cartógrafos” (ABC - 26/3/2014 en su edición digital por si alguien la quisiera o quisiese consultar). Esencialmente el artículo plantea la “disquisición” en la que se debaten aquellos que habitualmente se dedican a hacer mapas para representar políticamente la susodicha península de Crimea, que tan presente tenemos en los noticieros varios de toooodas las televisiones mundiales. En sí mismo no representa un “problema”, porque en cada lado se representará según dicte el interés de turno, es decir, los rusos obviamente dicen que es suya y por tanto la representarán bajo los colores de su bandera, mientras que todos aquellos que no reconocen tal trasvase territorial, pues le seguirán poniendo el amarillo y azul de los Ucranios (o Ucranianos… Ukranianos…. En fin, como sea que se escriba y/o diga).

Sin embargo, la crisis en Ucrania ha vuelto a poner de relieve muchas cosas, unas más serias y otras menos. La desmembración de la URSS fue un kaos histórico, donde lo que antaño fueron territorios marcados por etnias muy concretas y bien localizadas, pasaron a ser un todo lleno de mezclas que al descomponerse genera este tipo de conflictos territoriales. Hablo de la política de trasvases de población que Stalin llevó a cabo durante su larga era de poder a fin de controlar aquellos territorios que no le eran tan… digamos… favorables y que además le eran de vital importancia geoestratégica (Rusia nunca desmontó las bases militares que la Unión Soviética tenía en Crimea, desde las que controlaba todo lo que pasaba en el Mar Negro y que de paso le proporcionaba salida inmediata al Mediterráneo y, en consecuencia, hacia el Sur, al Índico por el Canal de Suez). Sí, es una simplificación un tanto brusca de la historia, pero no deja de ser un ejemplo.

En el lado de lo “poco serio” tienen que ver un poco con cuestiones educativas, de cultura general o de mezclar churras con merinas, como el LAMENTABLE USO DE LOS MAPAS EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, por acción u omisión. Me explico. Llevamos unas cuantas semanas viendo coberturas informativas “a tuti plen” que, con la buena intención de ubicar al personal en el lugar de los hechos, emplean mapas, pero realmente con muy distinta fortuna en su utilización. Los hemos visto de todos los colores: 

1. Los que trataban de darnos a entender la importancia de Ucrania para la distribución de gas a Europa Occidental por gasoductos que atravesaban su territorio, desde Rusia, cómo este del diario “El País” (últimamente “El Sin País”), bastante razonable y decentito, tampoco vamos a pedir que hagan un ejercicio académico de mapas.


2. Luego están los …. Desastres:

a. Los que no se han enterado de que Czechoslovakia dejo de existir como tal hace unos añitos…. Véase el ejemplo del portal de noticias msnbc.com




b. Telemadrid y sus cosas…. Alemania en Polonia y Polonia en Bielorrusia… ¡¡¡¡CON UN PAR!!!!. En este caso hay dos tesis, unos dirán que dada la situación del sosodicho medio, alguien lo ha intentado sabotear para poner en evidencia a los jefes de informativos y redactores varios, y otros serán más de pensar en la ignorancia del tipo/a que lo haya hecho, lo cual es … preocupante no, lo siguiente.



Esto en realidad es una llamada de socorro (para el que la quiera recibir) para que  cuiden un poco “los detalles” en los medios de comunicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario